¿Cómo convertir un día triste en un día de esperanza?