3 factores a examinar si estás considerando una transición laboral